También con carácter preferentemente preventivo y rehabilitador, con el Programa de Fisioterapia, por una parte se instruye al entorno familiar del enfermo en aquellas pautas de actuación que llevarán a retrasar la pérdida de autonomía; conciencia de la importancia de las movilizaciones, prevención de caídas o accidentes en el domicilio mediante acondicionamiento de la vivienda, enseñanza de la utilización y optimización de las ayudas técnicas, etc.

Por otra parte, el enfermo de Alzheimer recibe un tratamiento personalizado y específico acorde con sus capacidades cognitivas, sensoriales y motrices, siendo este último aspecto el eje fundamental de la terapia física.

De nuevo el objetivo fundamental es mejorar la calidad de vida tanto del enfermo del Alzheimer como de sus familiares.
El Servicio de Fisioterapia incluye tres niveles de actuación diferenciados:

  • Prevención primaria

    Incluye esencialmente la práctica de ejercicios terapéuticos que devuelvan enfermo aquellas capacidades motoras más afectadas.

  • Prevención secundaria

    El objetivo principal de esta fase es la estimulación para la realización de actividades básicas de la vida diaria, para ello se aplicarán técnicas activas y pasivas sobre el enfermo, además de instruir al familiar en cuestiones de ergonomía.

  • Prevención terciaria

    Los propósitos a este nivel van encaminados fundamentalmente hacia la prevención de complicaciones derivadas del transcurso propio de la enfermedad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CONSULTAR. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This